PROGRAMACIÓN ACTIVIDADES CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LIBRO


El Ayamonte de las Letras. II Ruta Literaria. Urbanización Costa Esuri

Reseña biográfica de los autores de la II Ruta Literaria

Gonzalo de Berceo.

Escritor medieval y primer poeta en lengua castellana con nombre conocido. Fue el primer representante del llamado “mester de clerecía” cuya principal aportación fue la difusión de la cultura latina.

Berceo, se hizo portavoz de una religiosidad emotiva y llena de sucesos con la que fácilmente podían identificarse sus oyentes. Difundida de forma oral por los juglares, su obra tiene un claro objetivo didáctico y moral, y se caracteriza por un tratamiento sencillo y popular del lenguaje. Su forma de narrar los sucesos religiosos y de intentar acercarlos al pueblo le hizo un autor de gran valor simbólico para autores de la Generación del 98 como Azorín o Miguel de Unamuno. Dentro del mester de clerecía, su obra representa la pureza y simplicidad de la fe religiosa, frente a la ambigüedad y vitalismo de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

Sus obras, escritas en cuaderna vía (estrofa de cuatro versos alejandrinos monorrimos), son estrictamente religiosas y se clasifican en tres grupos: vidas de santos, obras marianas y obras de tipo doctrinal.

Entre ellas destacan: La Vida de San Millán, Los Milagros de Nuestra Señora, La Vida de Santo Domingo de Silos, Los Loores de Nuestra Señora, El Duelo de la Virgen María.

López de Ayala.

Escritor, político, diplomático, militar y figura destacada en la Península Ibérica en el siglo XIV y ejemplo del primer Renacimiento. Su vida abarca los reinados de seis reyes de Castilla: Alfonso XI, Pedro el Cruel, Enrique II, Juan I, Enrique III y Juan II y su nombre está indisolublemente ligado a las guerras y los conflictos civiles que caracterizan la historia castellana de ese período.

Todo ello, combinado con sus extensas lecturas, le dieron a López una cultura notable. Como poeta, es autor del Rimado de palacio, el último ejemplo de cuaderna via cuyos 8.200 versos, en diferentes métricas, tocan una variedad de temas. Tradujo o encargó traducciones de San Gregorio (Moralia), Giovanni Boccaccio (De casibus), Livio (I, II, IV), Boecio (De consolatione) y San Isidoro (De summo bono), así como otras obras que se han perdido.

Pero su principal reputación es como historiador. Escribió las crónicas de los reyes a los que sirvió (Pedro I, Enrique II y Juan I y comenzó una sobre Enrique III), y en ellas inauguró en Castilla el género del retrato literario.

Antonio de Nebrija.

Humanista, filólogo, latinista y principal introductor del Renacimiento italiano en la Península Ibérica. Ocupa un lugar destacado en la historia de la lengua española por ser el autor de la primera gramática en una lengua europea moderna y del primer diccionario.

Sus campos de actividadabarcaron amplias áreas culturales: lingüista, gramático, lexicógrafo, traductor, exégeta bíblico, docente, catedrático, escritor, poeta, historiador, cronista real, pedagogo, impresor y editor. Sus textos versan sobre áreas tan diversas como el derecho, la medicina, la astronomía, la historia o la educación de los niños.

Su Gramática castellana, obra pionera en el estudio de la lengua castellana y sus reglas, fue publicada en cinco volúmenes el año 1492. Otra de sus obras más importantes es el Vocabularium, (comprendido en dos volúmenes).

También escribió las Reglas de la ortografía castellana en 1512, y revisó los textos griegos y latinos de la Biblia Políglota Complutense en 1502. Compuso además obras de teología, como las Quincuagenas; de derecho, el Lexicon juris civilis; de arqueología, las Antigüedades de España; de pedagogía, el tratado De liberis educandis; de historia, de retórica, etc.

Fray Luis de León.

Escritor español en lenguas castellana y latina, considerado el máximo exponente de la literatura ascética del Renacimiento y junto con San Juan de la Cruz, una de las principales figuras de la poesía religiosa del Siglo de Oro.

Estudió en las universidades de Alcalá de Henares y de Salamanca, donde obtuvo dos cátedras: de filosofía moral y de Sagradas Escrituras, que abandonó más tarde para dedicarse a su orden. Fue detenido por la Inquisición y encarcelado durante casi cuatro años (1573-1576) a causa de su Comentario al Cantar de los Cantares (1561).

Destacó ante todo como prosista en castellano. Su conciencia estilística, que se manifiesta en los efectos rítmicos que introdujo en su prosa, y su empeño en conseguir un lenguaje cuidado y natural lo convirtieron en un escritor fundamental para la consolidación de la prosa castellana. Además, su poesía demuestra un gran dominio del ritmo y del tono, siguiendo las innovaciones métricas introducidas por Boscán y Garcilaso, aunque se decantó exclusivamente por la lira como forma estrófica.

Entre sus obras destacan La perfecta casada (1583) y De los nombres de Cristo (1574-1575). Sin embargo, su fama literaria se debe a sus veintitrés poemas publicados por primera vez por Quevedo en 1637.

José de Esproceda.

Está considerado como el gran poeta del Romanticismo español, no sólo en lo que atañe a su creación literaria, sino también en lo referente a su vida, tan breve como intensa, en los tres aspectos que se destacan en ella, el político, el amoroso y el literario, que suman lo que supuso el ideal del hombre romántico de la época.

Su mayor aportación a la historia de la poesía española fue la transformación que llevó a cabo en el lenguaje poético de su formación neoclásica hasta ir despojándola del excesivo retoricismo, logrando su cima en la expresión más pura del sentimiento. En la métrica el rasgo distintivo de Espronceda y de todos los poetas románticos es la polimetría: empleo de todo tipo de versos y de combinaciones de estrofas.

Entre su obra poética destaca El estudiante de Salamanca que escribió entre 1837 y 1840 y su obra inconclusa El diablo mundo. Escribió también gran cantidad de poemas cortes que denominó “Canciones”, entre los que sobresale como el más conocido La canción del pirata. Y en teatro, Amor venga sus agravios y Blanca de Borbón.

Miguel de Unamuno.

Intelectual, novelista, pensador, poeta, profesor e importante miembro de la Generación del 98. Elegido académico de número de la Real Academia Española en 1932, aunque no tomó posesión de la plaza.

Cultivó todos los génerosliterarios: teatro, poesía, ensayos, prosa, todos ellos presididos por dos ejes temáticos recurrentes: España y el sentido de la vida humana; siendo considerado como uno de los primeros escritores existencialistas modernos.

En su producción lírica destaca Poesías (1907), Rosario de sonetos líricos (1911), El Cristo de Velázquez (1920), Romancero del destierro (1928) y el Cancionero póstumo. También es autor de importantes novelas, Paz en la guerra (1897), Niebla (1914), Abel Sánchez (1917), La tía Tula (1921) o la que se considera su obra maestra, San Manuel bueno mártir (1931). Escribió también numerosos libros de ensayo: En torno al casticismo (1902), Vida de Don Quijote y Sancho (1905), Por tierras de Portugal y España (1911), Andanzas y visiones españolas (1922), Del Sentimiento trágico de la vida (1922). Mientras que sus obras dramáticas más importantes son Fedra (1910), El otro (1926) y El hermano Juan (1934).

Vicente Aleixandre.

Poeta perteneciente a la Generación del 27, Premio Nacional de Literatura en 1934. En 1977 recibe el Premio Nobel, con el que se reconoce universalmente su obra y, en cierta manera, la de toda la Generación del 27.

Su obra se caracteriza por el uso de la metáfora y se le recuerda como el principal poeta surrealista español.

Sus títulos más importantes son Espadas Como Labios (1932), La Destrucción o El Amor (1934), la obra de prosa poética Pasión En La Tierra (1935), Sombra Del Paraíso publicado (1944), Mundo a Solas (1950), Historia Del Corazón (1954), trabajo en el que varió su primera visión pesimista del ser humano, Encuentros (1958) y Poemas De La Consumación (1968), libro en el que Aleixandre enaltece la juventud con retazos surrealistas.


Desde la Biblioteca “Jiménez Barberi” dentro del Área de Cultura del Ayuntamiento de Ayamonte, no queremos finalizar este año 2020 sin recordar la figura de un gran escritor español de novela realista del S.XIX, como fue y es , Benito Pérez Galdós. En un año en el que se cumple el primer centenario desde su muerte ,hemos querido realizar un paseo por parte de su persona y obra con esta exposición virtual. Agradecemos a la Casa Museo Pérez Galdós y al Cabildo de Gran Canaria por elaborar y dejarnos disfrutar de este contenido. Esperamos que sea visitada y admirada por todo aquel que quiera visualizarla.

Enlace




Mapa de la I Ruta Literaria

Reseña biográfica de los autores de la I Ruta Literaria

Lope de Vega.
Es uno de los más insignes escritores de la poesía y teatro del Siglo de Oro y uno de los más prolíficos de la Literatura Universal. Su pasión por escribir le llevó a engrosar una gran producción literaria con su obra dramática, además de otros géneros como la novela y la poesía, lo que le valió el sobrenombre de “el Fénix de los Ingenios”. Ente sus obras destacan: La Arcadia, La Dorotea; o algunas de sus comedias más famosas y más representadas: La dama boba, El perro del hortelano, Fuente Ovejuna o Peribáñez y el Comendador de Ocaña.

Pedro Calderón de la Barca.
Fue uno de los dramaturgos más representativos del Siglo de Oro de las Letras Hispánicas. Estudió en la Universidad de Alcalá de Henares donde se formó en logística y retórica, graduándose más tarde en la Universidad de Salamanca en el Bachiller de Derecho Canónico y Civil. La religión tuvo un peso muy importante en su vida y obra, en la que se pueden diferenciar claramente dos tendencias: la que sigue muy de cerca al teatro realista, nacional y costumbrista de Lope de Vega, y una segunda, más personal. Escribió principalmente comedias y autos sacramentales. Entre sus libros destacan: La dama Duende, El Alcalde de Zalamea, El mágico prodigioso, y la que quizás es su obra maestra, La vida es sueño.

Jacinto Benavente.
Dramaturgo que contribuyó a la renovación de la comedia española a finales del siglo XIX y principios del XX. Académico de Honor de la Real Academia Española, diputado del Congreso en 1918 y nombrado hijo predilecto de Madrid fue galardonado en 1922 con el Premio Nobel de Literatura. Destacó por el conocimiento y su interés en el buen uso de la lengua así como por abarcar los diferentes géneros dramáticos. Entre sus numerosas obras se encuentran: Los intereses creados, La Malquerida, El nido ajeno, La ciudad alegre y confiada o Pepa Doncel.

Serafín y Joaquín Álvarez Quintero.
Dramaturgos españoles conocidos popularmente como los hermanos Álvarez Quintero que firmaron juntos toda su producción literaria. Dedicados especialmente al teatro de humor y de costumbrismo andaluz, su obra se diversificaba en dos variedades principales: comedias y sainetes. Sobresalían por la gracia, la ironía y el ingenio con que supieron caracterizar y estereotipar los personajes y las costumbres de su tierra natal. Pertenecieron a la Real Academia de la Lengua Española y fueron nombrados hijos predilectos de Utrera y Sevilla. Entre sus obras destacan títulos como El patio, Las Flores, El genio alegre, Las de Caín, Puebla de las mujeres, El mundo es un pañuelo, Mariquilla Terremoto o Malvaloca.

Pío Baroja.
Considerado uno de los principales representantes de la Generación del 98 y uno de los novelistas españoles más importantes del siglo XX. Estudió medicina aunque la ejerció poco tiempo ya que su gran vocación era la Literatura. Su obra destacó por una prosa clara, sencilla y espontánea y por su soltura para la creación de personajes, generalmente marginales o inadaptados. Miembro de la Real Academia Española desde 1935, escribió además cuentos, novelas cortas, libros de viajes, biografías y ensayos, destacando entre su amplia obra: Vidas sombrías, La lucha por la vida, Mala hierba, Tierras vascas, Las inquietudes de Shanti Andía y, posiblemente su novela más reconocida, El árbol de la ciencia.

Hermanos Machado.
Manuel y Antonio Machado fueron dos poetas y dramaturgos españoles imprescindibles del Siglo XX. Aunque la obra poética de ambos es muy distinta, se aprecian ciertos paralelismos. En los dos tiene una importancia decisiva la Poesía Popular Andaluza, aunque se puede decir que Manuel era un poeta más moderno y Antonio más intemporal.
Señalar que Los Hermanos Machados escribieron obras de teatro conjuntas como Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel, Juan de Mañara, Las Adelfas y La Lola se va a los puertos. Además reseñar que Manuel destacó escribiendo ensayos, novelas y poemas como: La Guerra Literaria, El Amor y la Muerte, Alma y Cante Hondo. Mientras, Antonio despuntaba en poesía y prosa con obras como Soledades, Campos de Castilla, Juan de Mairena y El fondo machadiano de Burgos.

Federico García Lorca.
Poeta, dramaturgo y prosista perteneciente a la Generación del 27. Es considerado como el poeta de mayor influencia de la Literatura Española del siglo XX y el más leído de todos los tiempos. Autor polifacético (músico, pintor, director de teatro), su obra refleja el habla, la música y las costumbres de la sociedad rural española. Su vida y trayectoria intelectual se truncaron bruscamente en agosto de 1936 con el inicio de la guerra civil. Entre su obra poética destacan: Poema del Cante Jondo, Romancero gitano, Poeta en Nueva York, y entre su obra teatral: Bodas de sangre, Yerma, Doña Rosita la soltera o La casa de Bernarda Alba.

Rafael Alberti Merello.

Poeta andaluz perteneciente a la Generación del 27 y figura clave de la poesía española del siglo XX. En 1925 recibe el Premio Nacional de Literatura por Marinero en tierra, el Premio Nacional de Teatro en 1980 y en 1983 el Premio Cervantes, renunciando posteriormente al otro gran galardón de las letras españolas, el Premio Príncipe de Asturias, debido a sus fuertes convicciones republicanas. Entre sus obras más importantes, destacan: Marinero en tierra, La Amante, El alba del alhelí, Cal y canto, Sobre los ángeles, Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos, El hombre deshabitado o El adefesio y la Arboleda perdida.

Miguel Hernández Gilabert.
Poeta y dramaturgo español al que se considera el miembro más joven de la Generación del 27. Destacó por la hondura y autenticidad de sus versos, reflejo de su compromiso social y político. Tomó parte muy activa en la Guerra Civil española y al terminar el conflicto, fue condenado a pena de muerte conmutada por pena de prisión que no llegó a cumplir porque murió de tuberculosis con sólo 31 años. Entre sus obras destacan: Perito en luna, El rayo que no cesa, Viento del pueblo, El hombre acecha, Teatro en la guerra, o Cancionero y Romancero de ausencias.